martes, mayo 11, 2010

Delve, el juego de cartas - Print & Play


Hace un tiempo que, en mi sempiterna búsqueda de juegos en solitario, encontré el juego de cartas de Delve. Primero en la BoardGameGeek y más tarde la traducción al castellano en el blog de SoyJugon.

Lo primero que me llamó la atención fue la calidad de las imágenes de las cartas y su buena maquetación, con lo que me animé a probarlo. Me imprimí las cartas y las monté en fundas de cartas coleccionables. Sólo es necesario el mazo de cartas: ni contadores, ni dados, ni apuntar notas en una hoja de papel. De este modo se hace muy fácil montarte una partidita en cualquier sitio, ya que el espacio que necesitas para desplegar las cartas es bastante reducido (¿una partidita en la cama antes de dormir?).

Una partida de Delve ocupa mucho menos. El original aquí.

Al empezar la partida debes seleccionar qué héroe deseas manejar. Hay cuatro tipos, cada uno con sus ventajas particulares: el Clérigo, el Mago, el Guerrero y el Ladrón.

Las cartas del Clérigo, el Mago, el Guerrero y el Ladrón.

A continuación eliges un elemento de equipo permitido por tu clase y por que no sea "épico" (de los que encontrarás durante el transcurso de la partida).

El transcurso de la partida es extraordinariamente sencillo.

Levantas una carta del mazo.
  • Si es un monstruo luchas contra él, aplicando alguna posible regla especial que indique la carta. Si tu fuerza de combate (tus puntos de vida + el valor de combate de tu equipo) es superior a la fuerza de combate del enemigo, entonces has ganado. En caso contrario te gana él y te hace el daño indicado en la carta del monstruo (unos hacen más daño que otro).
  • Si es una trampa te hace daño excepto que puedas evitarla de algún modo, por alguna habilidad especial o según lo indique el texto de la trampa.
  • Si es un objeto, te lo puedes quedar si el objeto lo puede utilizar tu clase de héroe. Si te lo quedas y excedes tu máxima cantidad de objetos, deberás descartarte de otro.
Si la carta te hizo daño (el monstruo o la trampa) la colocas por debajo de tu carta de héroe, solapada, mostrando el daño que te ha hecho. Si no te hizo daño, la carta es descartada.

Unos ejemplos de cartas de monstruos, objetos y trampas.
Cada vez que recibes daño tus puntos de vida (inicialmente tienes cinco) se reducen. Aunque tu valor de combate pueda ser más alto con la ayuda de objetos, lo importante es el total de puntos de vida que te queden.

El juego continúa con este sistema (levanto carta - aplico los efectos - descarto carta si procede) hasta que el héroe muere (el total de sus puntos de vida llega a cero) o hasta que el mazo se descarta por completo, con lo cual has ganado la partida.

Desde mi punto de vista el juego es muy fácil de entender, con muy pocas reglas y muy basado en la suerte del orden en que te surjan las cartas. Las únicas decisiones que puedes tomar son la selección del tipo de héroe y de su equipo inicial, y durante la partida si te quedas o no con el nuevo objeto que acabas de obtener desde el mazo.

De todas formas otros juegos en solitario de cartas (con las barajas española y de póker) tienen reglas tan sencillas (o más) y nadie exige más de ellos: son juegos para pasar el rato con un simple mazo de cartas que puedes llevar en cualquier sitio y que ocupa poco sitio para jugar (no hace falta desplegar las cartas por toda la mesa), así como el poco tiempo para resolver una partida.

¿A alguien no le parece este un juego sencillo que depende en gran medida de la suerte?

Aun así, que las reglas sean sencillas no quiere decir que el juego sea fácil de ganar. Llevo jugadas unas cuantas partidas y todavía no he ganado ninguna. Incluso en los momento en los que vas cargado hasta arriba de equipo y pareces ir lanzado, en el último momento algo se tuerce y tus huesos terminan entre los dientes de algún monstruo.

Si buscas un juego en solitario donde puedas tomar una mayor cantidad de decisiones para determinar el resultado de la partida, tal vez deberías probar Delve, el juego de dados, que es su hermano mayor (que salió antes), en el que sólo es necesario una hoja de papel, un lápiz y un puñado de dados de seis caras. Pero ya hablaremos en otra ocasión de este (o tal vez no, vaya usted a saber).

Makarren ahora escribe en HoryMiniaturas.

2 comentarios:

Víctor Sánchez on 11 de mayo de 2010, 23:40 dijo...

Eres el Pedro Martínez de la Rosa de los wargames, probador máximo de este blog de juegos print&play y creador de unas reviews la mar de instructivas.

Me ha encantado el rollito Advanced Dungeons and Dragons de este juego; al final me puede más la pereza de imprimir y montar las cartas, pero viendo lo currado que está tu mazo, es que dan ganas de jugarlo.

¿Has impreso en papel fotográfico sin más o añades cartulina?

Makarren on 12 de mayo de 2010, 13:08 dijo...

Imprimí las cartas en papel normal con una impresora láser a color que tuve la suerte de poder utilizar.

Corté las cartas con un cutter y una regla de metal y las puse en fundas de cartas, con viejas cartas de un juego de Warhammer 40.000 que tenía por aquí para dar un poco de empaque al conjunto.

En fin, no es muy complicado.

Publicar un comentario

Nos gustaría que nos dejases algún comentario

 

HoryWargames Blak Magik is Designed by productive dreams for smashing magazine Bloggerized by Ipiet © 2008