jueves, julio 01, 2010

Barbarian Prince - Partida en marcha (y III)


Por fin he tenido tiempo de ponerme a redactar este último capítulo de las aventuras que está corriendo Cal Arath para poder recuperar su reino.


Día 19.
Es un día decisivo en el futuro de mi misión. Con la información secreta sobre el culto recogida en Cumry, realizo la ofrenda de una manera especial, intentando impresionar al Gran Sacerdote y ganármelo para mi lucha contra los usurpadores.


Ciértamente logro llamar la atención de los sacerdotes, que pronto llaman al Gran Sacerdote. Lamentamente parece que el efecto conseguido es de todo menos positivo. Los guardias me rodean y el Gran Sacerdote me interroga furiosamente. Le logro contar algo de mi misión, pero al comentar el templo que encontré en el bosque entre las ruinas, empieza a gritar: "¡Hereje! ¡hereje!".
Al instante me arrebatan mi arma y mi comida y soy llevado a golpes a una pequeña celda vigilada. Parece que no seré ejecutado, aunque estoy a la espera del capricho del Gran Sacerdote.

Dia 20 a 29.
Los días pasan uno tras otro y no logro encontrar un momento en el cual escapar. Al final, el tiempo hace mella y la vigilancia se relaja lo suficiente para poder escapar sigilosamente una noche. He perdido la comida, pero he logrado coger un arma del guardia dormido. Salgo corriendo hacia el sur, internándome en el desierto sin comida ni bebida.


Días 30 a 40.
Sin agua ni alimentos, ni manera de conseguirlos. Desorientado por el sol y el calor, en un ambiente tan extraño a las Northlands que conozco, vago por el desierto sin encontrar una manera de pasar las colinas occidentales en dirección al pueblo de Cawther.
El último día, encima de un reseco predrusco, veo cómo me observa un enorme felino. Sin apenas fuerzas para mantenerme en pie, logro desenvainar mi arma, pero sólo para ver cómo el felino salta hacia mi y me hace pedazos en unos instantes.

Y así acaba mi misión, mi vida, y la posibilidad de arrebatar Northland al usurpador que, quién sabe, tal vez será un buen gobernante...

Al menos estoy sonriendo.

Makarren ahora escribe en HoryMiniaturas.

3 comentarios:

Víctor Sánchez on 1 de julio de 2010, 22:10 dijo...

Bueno, bueno, has estado muchos días por ahí, aunque teniendo en cuenta el tiempo que has estado encarcelado (bienvenido al club) y perdido por el desierto... Buena partida te ha salido. ¿Proseguirás?

Por cierto, ya decía yo que el juego tiene aroma a libro-juego; resulta que se editó en 1981. Benditos 80.

Makarren on 2 de julio de 2010, 8:57 dijo...

Hombre, buena partida no creo, ha terminado muerto, devorado por un felino en el desierto...

Lo que tal vez me anime es a hacer otra partida.

Víctor Sánchez on 7 de julio de 2010, 0:32 dijo...

Bueno, bueno, pues en breve tendremos mi segunda partida. Ya llevo una treintena de días y una nueva estancia por prisión...

Sigo con problemas con las reglas, pero empiezo a cogerle el tranquillo a la mecánica general, excepciones como cruzar ríos aparte...

Publicar un comentario

Nos gustaría que nos dejases algún comentario

 

HoryWargames Blak Magik is Designed by productive dreams for smashing magazine Bloggerized by Ipiet © 2008