lunes, agosto 16, 2010

Sparring para el DBA


Últimamente me está dando de nuevo por las miniaturas, apartando en cierto modo a los juegos mesa (incluyendo a los Print & Play) en mis ratos de ocio. Especialmente le estoy dando al DBA y al Impetus, aunque es posible que terminen entrando en escena alguna partida a Trafalgar, Blood Bowl o incluso al Song of Blades and Heroes (que ya comenté en una entrada en el malogrado blog El Club de los Sábados).

Todavía podría comentar algunos buenos juegos de Print & Play como Náufragos o Azúl y Rojo, o alguno de los juegos de mesa a los que les he dado últimamente, como el Command & Colors: Ancients o el Warriors of God, pero quizás lo haga más adelante.

De todas formas, si alguien tuviese la extraña curiosidad por ver a qué estoy jugando últimamente, no tendría más que ir al enlace que puse hace tempo, justo debajo de "Últimas partidas de Makarren", con el texto "Lista de todas mis partidas comentadas en la BGG". Mientras siga con la rara costumbre de ir dejando constancia en la BoardGameGeek de las partidas que voy jugando, quedará un interesante sitio donde poder revisar a lo que juego realmente.

Bueno, vuelvo al tema principal de la entrada del blog: "Sparring para el DBA". Resulta que la Señora Makarren se ha apiadado de un servidor y se ha ofrecido a hacer de sparring conmigo, en la medida de lo posible, para que mi entrada en el mundillo de los torneos de DBA no sea demasiado estrepitosa y al menos le vaya cogiendo el ritmo al sistema de juego.

Así que aprovechando el tirón, me he montado una serie de tableros de DM de 60 x 60 cms, donde he pegado una tela verde que tenía por casa, inspirado en los tableros que tiene la buena gente de Ars Lúdica. Para el DBA me sobra con un sólo tablero, pero disponer de 6 tableros me permitirá montar tableros de 60x60 (DBA), 120x60 (Doble DBA o Impetus a 15mm), 120x120 (por ejemplo al Song of Blades and Heroes) y 180x120 (Impetus a 28mm o incluso alguno tipo Warhammer o Armies of Arcana), simplemente poniendo los tableros necesarios encima de una mesa. Y como los tableros de DM pesan bastante tendrán la enjundia suficiente para poder salir un poco por los bordes de la mesa sin que se muevan demasiado.

Para la primera partida de DBA hemos utilizado los ejércitos que tenía a mano: los romanos de Polibio que llevaría Mrs. Makarren contra mis cartagineses tardíos que llevaría yo, esta vez incluyendo los dos elefantes, intentando seguir los consejos de Erik el Rojo de La Armada. Le dejé los romanos a ella porque me pareció un ejército más sencillo de llevar en las primeras partidas con todos esos Blades con cara de mala leche.


Transcurso de la partida.

Los romanos desplegaron como ejército defensor y pusieron un camino en el centro del campo de batalla (que resultó bastante inútil), una colina complicada en un flanco y una colina suave en otro lado. Los romanos desplegaron evitando la colina escarpada mientras avanzanban para tomar la colina suave, aprovechar la ventaja de combatir desde un nivel superior, y vencer el flanco cartaginés, con el apoyo trasero de los psilois contra mis tropas montadas y mis warband.

Los cartagineses mandaron sus tropas ligeras (psilois y auxilia) por la colina difícil mientras la linea de infantería avanzaba lentamente mientras los elefantes intentaban ganar el control de la colina difícil.

El imprudente general romano avanzó con el psiloi de su flanco izquierdo para enlentecer y complicar la vida a los elefantes, pero los elefantes lograron atacarle con el apoyo de la caballería ligera númida, que destruyó la unidad romana sin dificultad.

Los psilois son destruidos en la colina por los elefantes y la caballería ligera.

Los elefantes a punto de aplastar a los psiloi (casi ocultos detrás de ellos) con el apoyo de la caballería númida.

El combate continuó en el flanco derecho púnico, mientras los romanos empezaban a enviar más y más unidades de infantería pesada para ocupar la colina y expulsar a los elefantes.

Los lanceros cartagineses avanzaron para amenazar el flanco derecho romano mientras las tropas ligeras de la colina escarpada se desplegaron, haciendo que los romanos tuviesen que mantener tropas allí y no las pudiesen mandar a la colina donde estaban luchando los elefantes.

Al final los elefantes, con la ayuda de los guerreros galos, consiguieron destruir el ala romana y con ella dos unidades de infantería pesada (blades) y un velite (psiloi) que estaba apoyando.

Estado final de la batalla

En definitiva un sencillo combate donde el jugador novato (más aún que yo) ha logrado realizar un buen papel con su infantería pesada y, por mi parte, estoy contento con la utilización de los elefantes en conjunto. Y lo mejor de todo es que ella ha terminado satisfecha de su actuación pese a su derrota, lo que me anima a que pueda haber más partidas a corto plazo.

Makarren ahora escribe en HoryMiniaturas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría que nos dejases algún comentario

 

HoryWargames Blak Magik is Designed by productive dreams for smashing magazine Bloggerized by Ipiet © 2008