viernes, mayo 25, 2012

Día del Orgullo Friki


Un friki o friqui (del inglés freak, extraño, extravagante, estrafalario, fanático) es un término coloquial para referirse a una persona cuyas aficiones, comportamiento o vestuario son inusuales y llaman la atención. Al conjunto de aficiones minoritarias propias de los frikis se denomina frikismo o cultura friki, como puedan ser la ciencia ficción, la fantasía, los videojuegos, los cómics, el manga y el anime, entre otros. Los aficionados únicamente a estos dos últimos en concreto, es decir, al cómic y la animación japoneses, se denominan otaku.

Sin embargo esto no es más que una definición fría y aséptica de lo que significa ser un friki. Originalmente, el término freak se popularizó por la película de Tod Browning "Freaks" (1932) y se usaba, habitualmente de forma despectiva para referirse a gente afectada por malformaciones, deformidades y características extrañas. Sin embargo, al popularizarse y extenderse este término, su significado fue cambiando.

El término se ha desvirtuado al aplicarse alegremente a cualquier forma de comportamiento, interés o aficiones que se salga de lo cotidiano o que resulte en una ruptura de lo que se considera normal. Esto también incluye a personajes claramente esperpénticos y paródicos como Carmen de Mairena. Pese a todo, el término friki se utiliza y debe utilizarse principalmente para referirse a todos aquellos que, en una forma u otra, formen parte de la subcultura friki.

Con esto me refiero a todo aquel individuo que tenga aficiones e intereses, ya sea como mero hobby o como una especialización personal, que, por sus características, no formen parte del acerbo cultural generalmente aceptado por el común de la sociedad. Esto incluye los juegos de rol, comics, videojuegos, ciencia-ficción, fantasía, terror, manga, anime, algunos estilos musicales, determinados géneros cinematográficos, etc.

Debido al nivel de integración en su afición o especialización personal, el friki no suele ser bien aceptado en la sociedad. Por un lado, tenemos que el interés que toma el friki en su hobby o "frikismo" suele ser bastante importante, llegando en algunos casos extremos hasta la obsesión por hacer de su afición un modo de vida. Por otro, los distintos "frikismos" no son considerados como formas de ocio "aceptables", bien por desconocimiento, prejuicios (se considera equivocadamente que algunas de estas aficiones sólo son aceptables para niños y adolescentes), o por simple rechazo ante una forma de diversión o interés que no forma parte del status quo general.

El friki muchas veces es rechazado y observado con recelo por la sociedad, que no quiere comprender el porque no se dedica a formas de ocio más "comunes" y opta por otras que no son de ámbito tan general. Esto convierte al friki en una criatura social dentro de su ámbito, pero que puede encontrarse alienado ante el desinterés y negación ante sus aficiones.

Pero los frikis no son una pandilla de individuos antisociales e introvertidos que rechazan el mundo, esto es tan sólo un estereotipo negativo que se les aplica por desconocimiento y falta de comprensión de sus aficiones y estilo de vida.

Pero los frikis debemos estar orgullosos de lo que somos, de nuestras raíces y nuestro legado. Por eso, el 25 de mayo debe ser nuestro día, la conmemoración del estreno de La Guerra de las Galaxias de George Lucas, uno de los mayores eventos frikis que hay. No dejes que la sociedad te ignore, haz caso omiso de su miedo, pues es el desconocimiento el que lo guía, y rompe los tabús y prejuicios. Alza tu voz y grita con fuerza: ¡Soy friki y orgulloso de serlo!

3 comentarios:

Makarren on 25 de mayo de 2012, 17:13 dijo...

¡Felicidades chicos frikis!

Víctor Sánchez on 28 de mayo de 2012, 23:54 dijo...

Habría tantas y tantas cosas que igual habría que recalificar para pasarlas del ambiente friki al mainstream...

Pero bueno, seamos frikis y orgullosos de serlo, jaja.

Zoltan on 29 de mayo de 2012, 15:04 dijo...

Coincido con Victor. Lamentablemente el mundillo friki incluye algunas cosas que más bien deberían recalificarse como mainstream. Sin embargo, este proceso debería realizarse con mucho ojo y atención, ya que hay campos en los que se puede arañar algo de frikismo básico. Quiza el ejemplo más claro sean los videojuegos, un mundillo mainstream donde los halla, aunque todavía se pueden considerar como muestras de frikismo los juegos retro, indies y otras joyas similares.

Publicar un comentario

Nos gustaría que nos dejases algún comentario

 

HoryWargames Blak Magik is Designed by productive dreams for smashing magazine Bloggerized by Ipiet © 2008