miércoles, abril 28, 2010

Silent Hunter 4 - Relato de patrulla


Tal y como amenacé el otro día, tenía pensado hacer un informe de una partida de Silent Hunter 4, con algunas capturas de pantalla. Bueno, pues aquí está.

S. Makarren, al mando del submarino USS Swordfish con base en Manila recibe una misión de patrulla el día 9 de diciembre.


El submarino debe transportar suministros a la isla de Mindanao. En un principio no parece una misión dificil, ya que los japoneses todavía no han conquistado las Filipinas y la presencia por aquí debería ser muy reducida.


Planteo un viaje bordeando las Filipinas por el Mar de Sulú, rodear Mindanao por el oeste atravesando el Golfo Moro hasta mi destino.

En esta misma pantalla, en la parte inferior, observamos la mayor parte de los elementos que vamos a utilizar durante el juego. En la parte de la izquierda, en los iconos, controlamos órdenes a la tripulación y planeamos la ruta. En la parte de la central observamos los niveles de fuel, batería, aire comprimido y CO2 en el aire. Mas a la derecha hay tres círculos con los que controlamos la velocidad del submarino, su demora y la profundidad de inmersión.

El trayecto transcurre prácticamente sin problemas. Avistamos un avión enemigo, pero realizamos una inmersión a tiempo.


Al llegar al destino entregamos los suministros sin problemas y nos disponemos al trayecto de vuelta. En este caso rodearé Mindanao por el este antes de cruzar las Filipinas hacia Manila a través del Mar de Sibuyan.


En el trayecto tenemos un contacto de sónar y nos dedicimos por ir a explorarlo. Con un poco de desilusión descubrimos al poco que no es un mercante enemigo y volvemos a nuestra ruta hacia Manila.

Poco después recibimos un mensaje de la inminente invasión japonesa de Borneo, donde se solicita la ayuda de todos los sumarinos. Cambio la ruta y me dirijo hacia la costa noroccidental de Borneo.



Cuando llego a Borneo tengo noticias de un buque mercante, pero no logro localizarlo, y sigo la ruta que tenía prevista por toda la costa.

Al poco recibo un informe de que una "Fuerza Operativa" se encuentra muy cerca de mi posición, así que decido interceptarla, aunque sea de día todavía.


Avanzando a un tercio, espero que la fuerza naval me alcance. El submarino está en superficie para tener mayor visibilidad, ya que una tormenta azota toda la zona, disminuyendo drásticamente el alcance visible.

Encuentro a un destructor, llamado Asashio, que debe de ser la vanguardia de la flota de guerra. Empiezo inmersión a cota de periscopio, porque me parece que han realizado algún disparo contra mi submarino.


Mientras aumento la velocidad para acelerar la inmersión y evitar al destructor, nuevos barcos entrán en mi alcance de visión. ¡Son portaaviones!.


Rápidamente empiezo a preparar los blancos, lanzando los cuatro torpedos de proa a un portaaviones y los cuatro de popa a otro.


Al poco tiempo me llega la notificación del primer impacto de torpedo. ¡Bien!. Ha sido impactado con uno de los torpedos de popa.

Y poco después otro impacto en otro portaaviones. Ahora tengo que poner a mi tripulación a cargar los torpedos a toda velocidad.

Mientras continuo avanzando a un tercio, y esperando que logren cargar algún otro torpedo, el convoy de portaaviones va pasando alrededor mio dirección Noreste. Cuando logro tener cargado otro torpedo (había olvidado poner a toda la tripulación activa, lo que supongo que mejoraría el rendimiento del submarino) parece que buena parte del convoy ya ha pasado. Aunque giro de vuelta a la ruta que está siguiendo el convoy, compruebo que la velocidad que puedo llevar en inmersión es insuficiente para alcanzar a los barcos.

A babor aparece un carguero que parece rezagado del convoy principal. Inicio maniobras de aproximación y lanzo el único torpedo que tengo preparado. Al poco el torpedo hace impacto y el carguero se va a pique. También recibo la notificación de que el portaaviones de escolta ha sido hundido: posiblemente no ha logrado mantenerse a flote durante esta tormenta.

Salgo a superficie para coger velocidad y alcanzar al convoy por su popa, pero un destructor vigila esta parte. En estos momentos se inicia un extraño duelo entre el destructor y el submarino. La aproximación por superficie es imposible porque el submarino estaría a merced de los cañones del destructor, y en inmersión no alcanzo la velocidad suficiente. Tras varias maniobras intento torpedear dos veces al destructor: si consigo destruirlo tendré abierta la puerta para alcanzar a los portaaviones por la popa y torpedearlos con cierta tranquilidad.

Ambos torpedos fallan y el submarino recibe varios impactos del cañón del destructor, obligándome a una inmersión de emergencia, con una via de agua en el casco. Pongo a parte de la tripulación en labores de reparación y desisto de acercarme por la popa del convoy, empezando a planear primero perder de vista al destructor y en superficie rodear al convoy para realizar otra aproximación desde proa.


Cuando inicio las maniobras recibo dos nuevos contactos por sónar. Tal vez sean miembros del convoy que se han rezagado, así que me dirigo hacia ellos. Con cierta desilusión descubro que no es más que un grupo de destructores, así que vuelvo a mi plan de rodear el convoy, intentando escapar de los destructores que me están acosando.



Inicio las maniobras pero no logro interceptar de nuevo el convoy. Ya con poco combustible diésel, del que he gastado mucho en las maniobras de persecución de los portaaviones, decido poner rumbo a la base naval de Manila.


En mi camino descubro un mercante enemigo en mitad de la noche, así que decido interceptarlo. Pongo a dos tripulantes a manejar el cañón de cubierta y me aproximo al mercante. Observo que no está armado (algunos mercantes tienen un cañón en cubierta que puede ser peligroso si te acercas demasiado) y dejo que el cañón lo hunda, a base de disparos a la línea de flotación. Al poco dejo atrás el carguero, convertido en un derrelicto en llamas.


Sin más novedad alcanzo la base de Manila.


Recibo una medalla (creo que la dan siempre si no lo haces demasiado mal).


Y reviso mis hundimientos. Me parece que el otro portaaviones de escolta también se hundió, aunque en lugar de aparecer en rojo apareció en gris en el mapa, lo que no me lo asigna a mi.


Y bueno, esto es lo que podría ser un patrulla en el modo de juego de campaña.

Makarren ahora escribe en HoryMiniaturas.

1 comentarios:

Víctor Sánchez on 5 de mayo de 2010, 15:32 dijo...

Buen relato de patrulla... Por cierto, en la tercera foto, ¿cómo es que aparece un bote salvavidas?

En el enlace que diste en tu anterior tema leí que al parecer el juego tiene muchos bugs y que los aficiondos están molestos por el impacto de éstos en el juego. ¿Notaste algo? Por cierto, ¿tiras los torpedos manualmente o en automático? ¿Es muy complicado orientarse? Y sobre todo, ¿cuánto tiempo estás sin que pase nada? Aunque imagino que aceleraras mucho el tiempo.

Yo creo que me pondría nervioso con este juego, porque es complicado compaginar largos momentos de inactividad con estallidos de actividad en los que tienes que estar pendiente de mil cosas, y seguro que siempre se me olvidaría algo.

Publicar un comentario

Nos gustaría que nos dejases algún comentario

 

HoryWargames Blak Magik is Designed by productive dreams for smashing magazine Bloggerized by Ipiet © 2008