lunes, noviembre 22, 2010

Giro hacia el rol


Creo que alguna vez he comentado que mis friki-aficiones van cambiando y mutando según pasa el tiempo,  motivados estos cambios básicamente por posibilidades de explotarlos (o esperanzas de ello) y, no lo vamos a negar, a modas externas.

Pues ahora me está llamando la atención de nuevo al rol, de vuelta en un ciclo cósmico en el que como la energía, el venazo friki ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Unos cuantos ingredientes son los causantes de este nuevo interés (o retorno a los orígenes):

  •  La caja roja de Aventuras en La Marca del Este: nunca fui un aficionado al D&D, AD&D y aberraciones varias, supongo que más motivado porque el primer juego de rol que me compré fue el RuneQuest, que porque los primeros fuesen malos. Pero la verdad es que me resultó muy atractiva la opción de una caja con todo el contenido para poder jugar fantasía épica (reglamento, dados y hasta un lapicero), con unas reglas sencillas y asequibles. Es lo que los iniciados se esfuerzan por llamar RetroClon. Es muy posible que nunca fuese a jugar con ella, pero el prurito de caprichoso coleccionista me hizo interesarme. Para cuando presté más atención, el juego ya se había agotado por completo en una pre-venta de locura colapsando la web de Dracotienda. Por suerte se montará una segunda edición por Holocubierta que espero no perderme esta vez.

Aventuras en La Marca del Este
  • El tipo de juego que menos le disgusta a mi chica de los que ha probado conmigo son los juegos de rol. Esto, unido a que existe la posibilidad de enganchar al rol a un par de amigos neófitos, me han hecho empezar a mirar recursos por internet. Aparte del recurrido recurso de tirar de los conocidos programas de descarga, también está la opción de buscar rol gratuito o a muy bajo coste. El juego de rol de DungeonSlayers (traducido al español) puede ser una estupenda manera de introducir a unos jugadores al rol y pasen una tarde de panchitos y refrescos haciendo pedazos a los monstruos de la mazmorra. Y si quieren un poquito más, el juego de Embelyon utilizando el sistema MicroLite 20 es gratis para descargar.

    DungeonSlayers - Un juego de rol a la antigua

  • Unas cuantas partidas de rol en las últimas jornadas de las Ludo Ergo Sum (yo participé en una de Pangea y en otra de La Llamada de Cthulhu y mi chica además en otra de Rol Negro), junto a la partida de La Llamada de Cthlhu magistralmente dirigida por Victor en mi casa, han encendido la llama del rol en nuestros tiernos corazones.

    El incombustible manual de La Llamada de Cthulhu de Joc Internacional

  • Las últimas conversaciones con el ínclito Victor, (las cuales a veces se convierten temporalmente en monólogos por su parte, mientras disfruta de lo bien que suenan sus palabras en su boca) en las cuales hemos ido hablando de rol, han ido alimentando aun más el gusanillo que ya se retorcía por ahí dentro. La atractiva pila de libros de rol que ha ido acumulando en su Nidito de Amor en Madrid, a bajo precio en los saldos de las tiendas de cómics y juegos de la capital, han aumentado mis ganas por echar partidas de rol. Y, lamentablemente, también han aumentado mis ganas de acumular (aun más) montones de celulosa rolera.
  • El descubrimiento de Radio Telperion, cuyo programa se puede descargar en MP3 y escuchar tranquilamente donde quieras, es el perfecto aliado para ir manteniendo despierta la llamita del rol mientras hablan de novedades y sitios web que de otra no conocería. Y me gusta mucho su periodicidad semanal en comparación con otros podcast personales, que se van publicando cuando buenamente puede el entusiasta aficionado y que en muchos casos acaban desapareciendo poco después.




En fin, ya veremos si el rol termina de cuajar en mi actividad lúdica, o si simplemente ha sido como una breve tormenta veraniega.

Makarren ahora escribe en HoryMiniaturas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría que nos dejases algún comentario

 

HoryWargames Blak Magik is Designed by productive dreams for smashing magazine Bloggerized by Ipiet © 2008